Portal informativo de análisis político y social

Presentan estudio de Naciones Unidas: Temacapulín desahuciado; va El Zapotillo a 105 metros

Presentan estudio de Naciones Unidas: Temacapulín desahuciado; va  El Zapotillo a 105 metros

Jul 2, 2017

Compartir en redes sociales:
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares

Por Mario Ávila //

Al darse a conocer los resultados del estudio de la oficina de Naciones Unidas para Servicios y Proyectos (UNOPS) realizado sobre la cuenca del Río Verde, el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval determinó que la presa El Zapotillo va a 105 metros de altura, se abastecerá de un caudal de 7.5 metros cúbicos por segundo; el aprovechamiento del agua será de 76% para Jalisco y 24% para Guanajuato y se reubicarán las poblaciones de Tecamacapulín, Acacico y Palmarejo.

Estas poblaciones de la región de Los Altos de Jalisco se habrán de inundar, a pesar que una de sus principales promesas de campaña fue que las tres comunidades se salvarían, si él llegaba al cargo de gobernador, por ello con cierta resignación dijo: “Hoy tengo que reconocerlo con toda sencillez y dejarlo absolutamente claro: salvar Temacapulín ya no es, técnicamente, una variable asequible. Esta batalla no la perdieron solos, la perdí yo con ustedes. No poder cumplirles es algo que lamento profundamente”.

En contraparte garantizó que la determinación es la mejor para que al fin después de más de tres décadas de omisión, se aproveche al fin el caudal del Río Verde para satisfacer las necesidades de las poblaciones de Los Altos, así como de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Por cierto para atender la demanda creciente del vital líquido para la capital tapatía, en los últimos 30 años se han realizado inversiones por más de 20 mil millones de pesos en la realización de estudios, compra de terrenos, inicio de obras de construcción de presas y ejecución de proyectos que han resultado frustrados y sólo un metro cúbico por segundo de agua adicional se ha logrado de 8.5 metros cúbicos que se han pretendido.

Con esta determinación el mandatario Aristóteles Sandoval podría poner fin casi tres décadas de omisiones y proyectos fallidos en materia de abasto de agua, en donde destacan los tres sexenios consecutivos en los que estuvieron al mando de la entidad los gobernadores del PAN, Alberto Cárdenas Jiménez y Francisco Javier Ramírez Acuña, quienes fracasaron con proyectos millonarios como la construcción de la Presa de Arcediano, en el fondo de la barranca de Huentitán y la presa de San Nicolás, en el poblado de San Gaspar de los Reyes en el municipio de Teocaltiche, así como Emilio González Márquez que inició con la presa El Zapotillo e incluso dejó al finalizar su administración su aval para que la cortina de la presa aumentara de 80 a 105 metros.

En cambio la presa El Zapotillo permitirá por un lado abastecer las necesidades de los más de 20 municipios de la zona Norte de Jalisco, pero también se podrá consumar el proyecto planeado desde finales de la década de los 80’s por el gobernador Guillermo Cosío Vidaurri para el aprovechamiento del agua del Río Verde mediante un sistema de captación de agua que hoy será inicialmente en El Zapotillo, para llegar después a la Presa El Purgatorio, desde donde será bombeada 500 metros arriba para después ser distribuida principalmente en las colonias oriente y norte de la ZMG a través de la red del acuaférico.

LOS RESULTADOS DE LA UNOPS

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) y ONU Medio Ambiente presentaron el informe de resultados del proyecto denominado Jalisco Sostenible Cuenca de Río Verde, frente al Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, así como rectores de universidades, organismos empresarias y organizaciones civiles.

En el estudio, la UNOPS planteó cinco escenarios, entre los cuales se concluye que el más viable es el que considera una cortina a 105 metros para aprovechar un caudal de 7.5 metros cúbicos por segundo, lo que representa el 87% de los 8.6 metros cúbicos por segundo establecidos en el acuerdo previo firmado entre Jalisco, Guanajuato y la Comisión Nacional del Agua (Conagua). UNOPS explica en su estudio, que esta opción ayuda a mejorar la capacidad de regulación, prolonga la vida útil de la presa, y permite acercarse a respetar el acuerdo firmado.

La UNOPS advierte que en todos los escenarios, incluido el de la cortina a 80 metros, los pobladores de Temacapulín estarían ante un riesgo inminente de inundación, razón por la cual su reubicación habría sido igualmente necesaria.

Frente a esta situación, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval informó que tomará la recomendación de la UNOPS y optará por el escenario 5, que plantea una cortina a 105 metros. No obstante, en atención a que el caudal estimado por los estudios de Conagua era de 8.6 metros cúbicos por segundo y los estudios de UNOPS develan que el caudal sólo sería de 7.5; informó que se tendrán que reformar los convenios de distribución anteriores.

“Con la federación y el Gobierno de Guanajuato vamos a reformular los convenios de distribución, aclarando que los porcentajes de 76 por ciento para Jalisco y 24 para Guanajuato no significan una cuota fija, sino que estarán determinados por la disponibilidad real del agua”, expresó Aristóteles Sandoval.

Como parte de la conclusión de trabajos del proyecto denominado Jalisco Sostenible Cuenca de Río Verde que tuvo un costo de 90 millones de pesos, la UNOPS presentó los resultados finales del proyecto de asistencia técnica para la sostenibilidad del proceso de planeación de obras de infraestructura en la cuenca del Río Verde, en Jalisco.

Sandoval Díaz explicó que se acudió a la UNOPS para obtener certeza y herramientas innovadoras para desarrollar el análisis técnico y social que permita tomar mejores decisiones que en 30 años no se han tomado y que considera factores que antes no se tomaban en cuenta como el cambio climático.

Señaló que por las razones planteadas por la UNOPS, el Gobierno de Jalisco decidió apoyar al gobierno federal en el impulso del proyecto que contempla una cortina con 105 metros de altura con un caudal de 7.5 metros cúbicos por segundo, que garantiza abasto a Jalisco como a Guanajuato. Dijo que debe garantizarse la infraestructura que se requiere para que el agua del Río Verde llegue a Guadalajara y a Los Altos, esto es: el sistema de bombeo Purgatorio y el proyecto de dotación a los municipios de la región alteña.

Aristóteles Sandoval reiteró que su compromiso es con los jaliscienses, por esa razón, aseguró que no se inundará un centímetro de nuestro territorio mientras no se entregue la indemnización justa y se estructuren cadenas productivas en la región de las poblaciones afectadas.

PASARÁ A LA HISTORIA

Con esta determinación, el propio Sandoval Díaz dijo que “en los anales de la historia quedará como una humilde aportación de este que hoy les habla, para que cuando los que vengan se encuentren ante una situación igual, opten por alternativas diferentes, más allá del status quo para resolver conflictos añejos a los que no se les visualiza salida alguna”.

Dijo también que su postura la fijaba con pesadumbre a la comunidad de Temacapulín: “desde aquí les digo, siempre estuve convencido de que era posible una solución armónica en la que pudiera satisfacerle en principio a todos; evitar la inundación de su comunidad y las comunidades vecinas, así como respetar su arraigo y dejar intocado su derecho a permanecer; a par garantizar la sustentabilidad de la ZMG y sus más de 5 millones de habitantes, así como de la región de Los Altos que es motor y orgullo de nuestra entidad”.

Con esa idea –dijo-, escuché y agoté todos los recursos a mi alcance, primero Conagua en un dictamen técnicamente atinado señaló la inviabilidad de preservar a los pobladores, aún con una cortina de 80 metros por cuestión de seguridad de sus habitantes. Ese diagnóstico, siguiendo una metodología distinta basada en preceptos internacionales hoy nos dice lo mismo.

Me ratifica –abundó-, que nos es posible y no vamos a poner en riesgo una sola vida humana; efectivamente Temacapulín no puede vivir bajo diques, pues las condiciones geológicas del lugar lo impiden, que no hay siquiera tecnología en América Latina para llevarlo a cabo, y si la hubiera aún resolviendo el asunto de los presupuestado tratándose de un asentamiento humano, sería lo de menos”.

POBLADORES DE TEMACAPULÍN SE DICEN TRAICIONADOS

Los abucheos, los reproches y el grito de “Temaca Vive”, interrumpió en varios momentos el discurso del gobernador, quien se atrevió a decir al micrófono que la batalla la había perdido él, junto a los habitantes de Temacapulín porque él sí estaba comprometido a salvar el poblado, pero que coincidieron tanto Conagua como la UNOPS de que esto no era posible y que “no los iba a arriesgar”.

Las voces de inconformidad fueron más intensas que los aplausos con los que la mayoría de los invitados buscaban acallar los reproches, pero fue en ese momento en el que Aristóteles Sandoval decretó la muerte de Temacapulín, Acacico y Palmarejo diciendo tajantemente: “No hay otra solución posible”, cuando vino la protesta mayor.

El padre Gabriel Espinoza, un luchador social que siempre estuvo al lado de los habitantes de Temaca que se negaron a ser reubicados, se levantó de su asiento, reprochó a los invitados las ovaciones que le rendían al mandatario jalisciense y después se apersonó frente al pódium para reclamarle al gobernador que estaba traicionando al pueblo e incumpliendo con su palabra.

Un asistente del gobernador tuvo que usar la fuerza para impedir que llegara hasta el gobernador, pero fue el mismo mandatario el que le hizo frente diciendo: “Permítame, usted es el padre y lo voy a escuchar con mucho gusto, lo espero en este momento usted y yo de frente y le hablaremos con la verdad a su gente… no sigan engañando, vamos en beneficio de las mayorías y de lo que necesita este Estado, por decisiones inverosímiles o por temor a no ser señalado, que me señale la historia, pero por ser el precursor de los servicios que necesita nuestra gente, nuestras presentes y futuras familias”.

Antes, Sandoval Díaz estableció con contundencia: “lo que me toca como gobernador es salvaguardar antes que otra cosa ocurra, que los derechos de reubicación e indemnización de los habitantes de Temacapulín, Acacico y Palmarejo, queden completamente a salvo; que el trato sea digno y sensible al transe por el que están pasando; que la huella cultural de las poblaciones permanezca con la reubicación; que se rescate todo aquello que tenga valor para el pueblo y la cultura de los jaliscienses, todo aquello que a la postre sea testigo del asentamiento que hoy solamente cederá su espacio al beneficio colectivo”.

LAS ACCIONES QUE VIENEN

1.- Establecerá junto con UNOPS una mesa de trabajo para hacer una reingeniería para la gestión integral del agua que concluirá con una modificación a la estructura gubernamental de su manejo, incluyendo la CEA.

2.- Llamará a los municipios, los legisladores, a los académicos y a la sociedad en general para revisar los organismos de planificación territorial y después hacer las modificaciones necesarias en las leyes y en la estructura para completar e sus funciones la protección del agua.

3.- Propondré un esquema de transformación de nuestro sistema de desarrollo económico para que el enfoque sea respetuoso con el medio ambiente.


Compartir en redes sociales:
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares
468 ad