Portal informativo de análisis político y social

Nueva generación a la Rectoría General de la UdeG, los favoritos vienen de dirigir la FEU: El tapado estaría entre Ricardo Villanueva y Alberto Castellanos

Nueva generación a la Rectoría General de la UdeG, los favoritos vienen de dirigir la FEU: El tapado estaría entre Ricardo Villanueva y Alberto Castellanos

Feb 4, 2019

Compartir en redes sociales:
  • 118
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    118
    Shares

Por Mario Ávila //

Con el fin del periodo al frente de la Rectoría de la Universidad de Guadalajara, para el cual fue elegido Tonatiuh Bravo Padilla (hoy diputado federal), finalizaría también la era de los rectores salidos de las filas de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), por cierto de infausta memoria y se estaría inaugurando una nueva época en la que el cargo de Rector General de la UdeG estaría poniéndose preferentemente a disposición de los que hayan sido presidentes de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).

En los últimos 30 años, de la FEG salieron al máximo cargo de la universidad púbica del Estado, líderes estudiantiles como Raúl Padilla López, su hermano José Trinidad Padilla López y su primo, Izcóatl Tonatuih Bravo Padilla; en tanto hoy las mayores posibilidades de convertirse en el nuevo rector de la UdeG para el período 2019-2025, a decir de algunos miembros del Consejo General Universitario, son para dos personajes que han sido presidentes de la FEU, Alberto Castellanos Gutiérrez, conocido como “El Cone”, rector del CUCEA y presidente de la FEU de 1995 a 1998 y Ricardo Villanueva Lomelí, rector del CUTonalá y quien fue presidente del organismo estudiantil del 2001 al 2004.

Y aunque ambos cuentan con la simpatía del elector más importante de la comunidad universitaria, el jefe máximo de la UdeG en los últimos 30 años, Raúl Padilla López, la ventaja podría ser para Ricardo Villanueva Lomelí, quien cuenta con una amistad estrecha con el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro Ramírez y de su familia.

Habrá que recordar que a principios de este siglo cuando Villanueva Lomelí se postuló para disputarle la presidencia de la FEU a Carlos Corona Martín del Campo, contó con el apoyo de un madrinazgo financiero importante para su campaña y fue en concreto la empresaria tapatía María de la Salud Ramírez Fruchier, dueña de los Laboratorios Nordín, la que lo impulsó hasta vencer al que se suponía el favorito, Carlos Corona, que tuvo que esperar tres años más para llegar al cargo.

Y 11 años después de dejar la FEU, Ricardo Villanueva Lomelí se topó de nuevo con la familia que ha sido muy generosa con él, cuando enfrentó a Enrique Alfaro Ramírez, en la disputa por la alcaldía de Guadalajara en la que perdió de manera contundente propiciándole la peor derrota al PRI en toda su historia en la capital de Jalisco. Por cierto fueron famosas las imágenes de militantes del PRI y de Ricardo Villanueva, vitoreando en la calle y levantándole la mano a su “adversario”, el candidato de MC, Enrique Alfaro Ramírez.

Hoy, el mandatario jalisciense, Enrique Alfaro, después de hacer un pacto de apoyo mutuo con el líder máximo de la UdeG, Raúl Padilla López, podría ser el factor que desequilibre la balanza en favor de Ricardo Villanueva para a que se convierta este 6 de febrero en Rector General de la UdeG para el período 2019-2025.

LOS SEIS CANDIDATOS DE CASA

Tal como ha ocurrido desde 1989 cuando Raúl Padilla se convirtió en el mandamás de la UdeG, seguramente la transición en la rectoría se habrá de dar sin sobresaltos, toda vez que se ha tenido el cuidado de que los seis candidatos sean de casa y hablen perfectamente el idioma de la disciplina y la fidelidad.

Es decir, además de los ex presidentes de la FEU, Alberto Castellanos y Ricardo Villanueva, han sido registrados en la contienda, Jaime Federico Andrade Villanueva, rector del CUCS; Ruth Padilla Muñoz, rectora del CUCEI; Héctor Raúl Pérez Gómez, director de los Hospitales Civiles y Héctor Raúl Solís Gadea, rector del CUCSH, quienes cuentan con el apoyo de grupos de académicos, estudiantes o trabajadores que no propiamente se distinguen por su independencia.

El escrutinio que se realiza previo ala postulación de los aspirantes a la rectoría de la UdeG, seguramente tiene como objetivo fundamental que no se vuelva a repetir el caso de un personaje, que una vez llegando al cargo máximo en la casa de estudios, se declare independiente y rompa con la hegemonía padillista, tal como lo hizo Carlos Briseño Torres, en un hecho sobresaliente en el que le fue la vida.

En el proceso de la designación mediante la elección del CGU del nuevo rector, también se ha tenido el cuidado descartar a personajes que a estas alturas pudieran resultar nocivos para la vida académica de la propia Universidad. Ello explica el porqué no aparece en la lista final de los aspirantes, el secretario general de la UdeG, Alfredo Peña Ramos, conocido como “El Atenguillo”, quien a todas luces es desde hace algunos años el operador político más importante al interior de la casa de estudios, el que cuida y vigila la estabilidad, el que garantiza el orden y la disciplina interna y a quien se le puede identificar como el mejor amigo de “El Licenciado”.

Con “El Atenguillo” como rector, se habría corrido el riesgo de abrir un flanco muy débil para la Universidad, toda vez que la sociedad es cada vez más crítica y que en este sexenio tendrán enfrente a su peor enemigo en el Gobierno Federal, desde donde le han cantado ya pública y abiertamente una guerra contra el padillismo.

Y habrá que recordar que con Peña Ramos podría ocurrir una andanada de críticas por su pasado, tal como ocurrió con el ex presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, Luis Carlos Vega Pámanes.

En concreto sobre “El Atenguillo” han pesado acusaciones muy puntuales que son del dominio público, entre ellas las vertidas en investigaciones periodísticas que hablan de él como un personaje con una fortuna que no coincide con sus ingresos, ello al margen de los sucesos penales en los que pudo haber estado involucrado.

Particularmente el semanario Proceso ha dado cuenta de El secretario general de la UdeG, José Alfredo Peña Ramos, “El Atenguillo”, es propietario de un predio rustico de 19 hectáreas denominado Playa del Pinar, en el municipio de Mascota. A juzgar por la escritura 47809, el 11 de marzo de 2003 el notario público 143, Alejandro Organista Zavala, le vendió a Peña Ramos esa propiedad en la ridícula cantidad de 2 mil 913 pesos.

Y abunda el reportaje: “También es propietario de tres casas: una en la colonia Cruz del Sur, otra en el Club Privado Atlas Colomos y una más en la colonia Prados Vallarta que utiliza para las reuniones del sanedrín, conocida como La Menudería. Tiene además un ostentoso rancho en su pueblo natal”.

El Atenguillo es considerado como el brazo operador de Padilla entre el estudiantado; es decir, se encarga de imponer a los candidatos de la FEU. Peña es tan cercano al también exrector Trino Padilla López –hermano de Raúl– que ‘se dicen hermanos.

Lo cierto es que pase lo que pase, elijan a quien elijan, Raúl Padilla López se mantendrá como el jefe máximo de la UdeG y extenderá a 36 años su monarquía al interior de la Universidad de Guadalajara, pero que se ha extendido hasta dominar y controlar el poder y el presupuesto público no solo de las empresas parauniversitarias, que es el cargo que ostenta oficialmente, como La FIL, la Muestra de Cine, el auditorio Telmex, el equipo de futbol de los Leones Negros, los hoteles, Proulex e infinidad de empresas medianas y pequeñas que prestan el servicio de fiestas para graduaciones. Hoy también ha extendido su dominio en ayuntamientos, secretarías, organismos públicos descentralizados, Poder Judicial, Congreso del Estado y Federal y hasta en el Gobierno del Estado.

Ricardo Villanueva Lomelí

Nació: 9 de agosto de 1978

Lugar: Guadalajara, Jalisco

Líder de la FEU: 2001-2004

Estudios: Licenciatura en Derecho

Posgrados: Maestría en Derecho en la Universidad de Salamanca, España.

Filiación política: PRI

Cargos públicos: Secretario de Planeación, Administración y Finanzas del Gobierno del Estado del 2013 al 2015

Cargo de elección: Regidor de Guadalajara 2015-2018

Estado Civil: Está casado con Araceli Alcaraz y tiene dos hijas: Camila y Renata

Cargo inmediato anterior: Rector del CUTonalá

Actividad sobresaliente: Fue el impulsor y creador del programa MiBici 

José Alberto Castellanos Gutiérrez

Nació: 1971

Lugar: Guadalajara, Jalisco

Líder de la FEU: 1995-1998

Estudios: Licenciatura en Contaduría Pública en la UdeG

Posgrado: Maestría en Administración Pública en la Universidad de Nuevo México

Experiencia laboral: Coordinador de Servicios Estudiantiles de la UdeG y Coordinador Ejecutivo del Campus Universitario del Norte con sede en Colotlán.

Cargos directivos: Primer Rector del CUNorte del 2005 al 2010

Otra función: Coordinador General de Servicios a Universitarios del 2010 al 2012

Cargo inmediato anterior: Rector del CUCEA

Actividad relevante: En junio del 2012 fue designado como Presidente del Equipo de Futbol Leones Negros de la UdeG

Los otros candidatos:

Jaime Federico Andrade Villanueva, rector del CUCS

Ruth Padilla Muñoz, rectora del CUCEI

Héctor Raúl Pérez Gómez, director de los Hospitales Civiles

Héctor Raúl Solís Gadea, rector del CUCSH


Compartir en redes sociales:
  • 118
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    118
    Shares
468 ad